Todos cargamos con una mochila que nos impide avanzar en la consecución de nuestros objetivos. Te has parado a pensar ¿que hay en tu mochila? , ¿cuanto pesa tu mochila? ¿Qué es lo que sobra? ¿Qué echas en falta?

Yo hoy se cuanto pesaba mi mochila y cuanto me estaba impidiendo hacer y ser. Y lo descubrí gracias al Coaching, porque desde el momento en que un Coach hace la primera pregunta te esta permitiendo abrir tu mochila y que empieces a mirar dentro de ella.

Y cuando empiezas a mirar descubres cuanta carga innecesaria llevas:

emociones reprimidas de rabia, asco, tristeza y miedo, por no haberte dedicado a lo que querías, por no expresar lo que pensabas o sentías, por la incertidumbre económica.

creencias limitantes basadas en no puedo, no me lo merezco, no es para mi, del tipo no puedo ser organizado porque soy creativo.

– todos esos SIs que das durante cada semana de tu vida impulsado por la creencia de que tienes que ser amable, dispuesto, accesible, de que los demás siempre primero, pues lo contrario es ser egoísta.

– todos esos NOs que das pensando que no es el momento, que la idea no es tan buena, que no vas a poder conseguirlo, que no te lo puedes permitir, que tienes que ser duro e inflexible.

Y al descubrir todo lo que hay en tu mochila empiezas a ver que no necesitas la mayor parte de ello, y que puedes desprenderte de lo que sobra. Y en cada conversación de Coaching  van saliendo poco a poco las piedras que había en tu mochila. Esas piedras que ya se habían instalado cómodamente en tu mente inconsciente y que sólo una buena pregunta consigue remover. Una pregunta poderosa que las moviliza y las enfrenta a la luz de tu mente consciente, donde ya no se pueden esconder y donde ya no se pueden quedar.

Pero no todo lo que hay en tu mochila sobra, hay recursos valiosos que estaban olvidados en su profundidad, y que por eso no veías al abrirla. En cuanto empiezas a vaciar la mochila, empiezas a poner orden, y a encontrar cosas que creías pérdidas. Y poco a poco comienzas a moverte con más fluidez, y con la fluidez llega la energía, y con la energía tus pasos son más firmes y más rápidos. Y tu visión se amplía, tu oído se agudiza, y detectas oportunidades, donde antes solo había sucesos, y descubres alianzas, donde antes solo había gente.

Busca la luz y corre hacia ella. Coaching

Busca la luz y corre hacia ella

Y todo esto pasa porque el coaching a través de las preguntas te esta permitiendo desarrollar una METACOMPETENCIA que es fundamental para facilitar el cambio y el logro de los objetivos: la atención.

La atención, como el resto de las metacompetencias, facilita, potencia y acelera el desarrollo del resto de competencias que necesitamos en el ejercicio de cualquier trabajo o actividad: creatividad, toma decisiones, comunicación, estrategia, gestión optima de los recursos (tiempo, conocimiento, dinero, personas) trabajo en equipo, liderazgo, anticipación del cambio…

La atención es la que te permite clarificar cual es tu objetivo y ver como esta conectado con tu propósito. La atención es la que te permite ver que es lo que esta limitando o bloqueando el desarrollo de tu potencial, y el despliegue de todas tus fortalezas y habilidades. La atención es la que te hace redescubrir cuales son tus talentos, que puedes hacer con ellos y como vas a emplearlos.

El Coaching produce un triple efecto sobre tu mochila:

LOCALIZA: tus fortalezas, tus conocimientos, tus habilidades, tus motivaciones. Y también las emociones que las reprimen, las creencias que las bloquean y otros habitantes de tu inconsciente que están impidiendo tu desarrollo y crecimiento.

CONSCIENCIA

ACTIVA: todos esos elementos que has descubierto y los transporta de tu mente inconsciente a tu mente consciente, les pone foco, llama tu atención sobre ellos y te impulsa a tomar decisiones y acciones sobre que hacer con cada uno de ellos.  Despierta tu creatividad y empiezas a generar opciones, posibilidades y oportunidades de cambio.

RESPONSABILIDAD

FACILITA: la liberación de todos ellos, la acción de desprenderse de los que sobran porque te limitan, te restan energía y te impiden avanzar, y la acción de anclar a tu ser, a tu  saber y a tu hacer todos los que potencian, impulsan y acercan a tu objetivo.

ACCION

No sigas llenando tu mochila de cosas que te impiden crecer, para y concentra todos tus esfuerzos en hacer un buen trabajo de orden y limpieza. El desorden y la acumulación provocan confusión, la confusión no nos permite ver con claridad. Todo ello nos hace perder oportunidades, y nos lleva a tomar el camino equivocado.

suscriptores alquimiacoach

¿Te lo vas a perder?

'Vine a ser feliz, no me distraigas (Bitácora de la Felicidad)' Es mi regalo para todos los nuevos suscriptores.

114 páginas que son los hallazgos de mi viaje: pautas que ayudan a ser feliz, investigaciones sobre la felicidad, artículos, herramientas, historias, frases y reflexiones propias, y otras de las personas que me han regalado su visión de la Felicidad, canciones, vídeos y alguna sorpresa. 

¡Muchas gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Share This