Una parte importante de los “Encuentros con Alquimia” son los encuentros con el arte, la inspiración, la belleza, y la imaginación. Cultivar nuestra alma artística es esencial para elevarnos sobre la realidad, para traspasarla, para tomar distancia sobre ella y poder contemplarla con otros ojos, para reflexionar, y para poder mantener conversaciones trascendentales con la vida, que nos abran nuevos caminos y nos permitan seguir evolucionando como personas.

Durante muchos días del año mis pasos se encaminan hacia un encuentro con el arte. Por suerte en mi ciudad, Aviles, contamos con una oferta cultural y artística muy amplia, que me permite disfrutar de grandes experiencias, especialmente en el Centro Internacional Oscar Niemeyer donde suelo acudir a exposiciones fotográficas, de pintura, escultura, a performance, a conciertos, teatro, y mucho más. Además, mi trabajo me lleva a viajar a muy diferentes ciudades donde puedo disfrutar de otros encuentros artísticos, que me remueven y me renuevan, que despiertan mi creatividad, mi imaginación, y de los que siempre surgen proyectos, ideas, visiones de futuro.

Si tuviera que ponerle un título a todos estos encuentros, sería el de “Imaginación sin fronteras” que es una vuelta de tuerca al título de la  exposición de Julio Verne, que fui a visitar en Mayo del 2017. Imaginación sin fronteras porque el arte expande nuestros límites: mentales, emocionales, espirituales, y nos hace crecer como personas. Y cuando hablo de encontrarme con el arte, no hablo de ir con un audioguía que me lo explique todo, no hablo de empollarme el catálogo, ni de saber hasta el último detalle de cada obra. Hablo de sentir, de sumergirme en el mundo del artista que ha creado la obra, hablo de empatizar con él, de comprender desde donde ha concebido su creación, de cómo ha sido su proceso, de cómo se relaciona con su obra. Porque cuando conecto de esta forma con la obra de arte, conecto con el artista, y cuando conecto con el artista despierto a la artista que vive en mi, y comienza a pasar cosas, comienzo a ser parte del cambio que quiero ver en el mundo. 

Exposición Francis Bacon 2018 Centro Internacional Oscar Niemeyer

 

 

 

Desde muy pequeña me ha fascinado todo lo artístico, siempre lo he vivido como una forma de expresión, como una forma de lenguaje más sutil, más auténtico, más puro. De hecho, como sugiere la frase de Francis Bacon, el arte es una forma de expresión, de comunicación a la que no llegan las palabras. Cuando un artista crea, quiere decir algo que no puede expresar con palabras, porque la magnitud del mensaje que quiere transmitir es tan grande que no hay palabras que lo puedan contener. Es su mensaje interior, su forma de ver el mundo, su manera de intervenir en el mundo para mejorarlo.

 

 

 

 

 

 

Me impresiona la capacidad de personas como Julio Verne de escribir sobre cosas que ni siquiera existían, de imaginarse escenarios, objetos, inventos que mucho tiempo después fueron reales. Me cautiva ese poder de anticipar el futuro, de imaginarlo, de crearlo antes de su existencia.

Exposición Julio Verne. Centro Internacional Oscar Niemeyer. Mayo 2017

 

Me despierta la curiosidad, y me hacen pensar y reflexionar los mensajes que se pueden encerrar detrás de la obra de arte, y como el artista es capaz, a través de su obra, de explicar cosas que no se pueden explicar con la palabra. En la obra de Juan Gris percibo una habilidad excepcional para lograr la armonía en la diversidad. Utilizando diferentes piezas, materiales, volúmenes, colores, aparentemente contradictorios u opuestos entre si, logra una estructura geométrica unificadora. En muchos de sus cuadros podríamos ver a la vez caos y armonía, o la capacidad de lograr el equilibrio entre las diferenciasQuizás deberíamos de aprender mucho de esta habilidad en los tiempos que corren, donde lograr el acuerdo, encontrar puntos en común, hacer que las diferencias sean una fuente para crear algo mejor, parece misión imposible.

 

 

Me maravilla como a través de sus obras el artista explica su propia evolución, porque el arte es vida, y a través de sus obras los artistas nos cuentan sin saberlo como transcurre su vida, como paso a paso se va abriendo camino en ella el artista que llevan dentro. Algunos pueden pensar que un buen artista se va haciendo a través de práctica y mejora de la técnica, pero hay mucho más, un artista se va haciendo a medida que su mundo interior y su esencia se revelan con más fuerza en su obra, a medida que la va dejando salir, a medida que va rompiendo las cadenas que le impiden vivir, sentir y expresarse como artista, y ofrecer al mundo el mensaje que llevan dentro a través de sus obras.

 

 

Selección de obras de la artista asturiana Helena Toraño Caso pertenecientes a diferentes periodos de su evolución artística.

 

Confieso que tengo debilidad por las almas artísticas, por eso cuando como mentora tengo la oportunidad de encontrarme con alguna de ellas, me gusta contemplarlas como una obra de arte, y ver ese mensaje que hay más allá de lo que dicen o hacen. Me gusta apreciar todos sus matices para lograr ver la esencia que les da consistencia como artistas. Me gusta comprender que es lo que quieren dar al mundo a través de su obra. Me gusta ayudarles a que puedan contemplar y comprender la magnitud de la obra de arte que llevan dentro. Quizás sea que he descubierto una forma de hacer arte en mi trabajo, o una forma de desarrollar a la artista que llevo dentro. Quizás sea que me gusta sentir que soy escultora del talento, y como Miguel Angel descubrir la belleza y la obra de arte que toda persona lleva dentro, y trabajar de forma incansable para que llegue a serlo.

Escultora del talento

 

Cada año la vida pone ante mi una de estas almas, me gustaría presentaros a dos de las más recientes, que seguro darán mucho que hablar.

Obras de laExposición “Pintura Fusión” de Elena Menéndez. www.dearmissprosperity.com

 

Dibujos del arquitecto Javier Redondo Moran. www.javier-remo.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada encuentro con una de estas almas es un “Encuentro con Alquimia”, un encuentro transformador que abre nuevos caminos y moviliza nuevas energías, nuevas aspiraciones e inspiraciones para continuar siendo parte del cambio. Ojalá que para ellas nuestros encuentros sirvan para despertar su imaginación, y para no ponerles fronteras a su arte.

 

suscriptores alquimiacoach

¿Te lo vas a perder?

'Vine a ser feliz, no me distraigas (Bitácora de la Felicidad)' Es mi regalo para todos los nuevos suscriptores.

114 páginas que son los hallazgos de mi viaje: pautas que ayudan a ser feliz, investigaciones sobre la felicidad, artículos, herramientas, historias, frases y reflexiones propias, y otras de las personas que me han regalado su visión de la Felicidad, canciones, vídeos y alguna sorpresa. 

¡Muchas gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Share This