Hoy quiero enviar una postal desde el cielo a todos mis clientes de coaching y mentoring, que son Caminantes en la vida. A todos esos hombres y mujeres que un día deciden parar, e iniciar un camino de búsqueda  y transformación, para encontrar sus alas y comenzar a volar.

“Que sensación tan grandiosa cuando ves avanzar a quien acompañas en su caminar. Cuando ves que va ya dos o más pasos por delante de ti, preparándose para alzar el vuelo y comenzar a volar en busca de su sueño.

Que bonito contemplar desde la distancia, como se aleja para seguir caminando solo, con paso firme, cabeza alta y ritmo acompasado.

Que gratificante dar un paso atrás y retirarse silenciosamente, para poder observar la grandeza de alguien que ha confiado en ti para recuperar sus alas.”

Pin It on Pinterest

Share This