Desde hace años sabemos que cada individuo posee un modelo de comportamiento único, basado en la determinación biológica del nivel de expresión de los genes. Nuestro ADN.

El “Código Emocional o ADNe” es un concepto desarrollado por el Profesor Elías Azulay que se basa en la formulación del algoritmo que descifra el código que determina nuestro carácter y comportamiento implícito en nuestro ADN, lo cual está suponiendo cambios revolucionarios en las relaciones, en los equipos y en la gestión empresarial.

32:32:40:32:36:28:28

Se trata de un patrón numérico que revela la combinación única de las siete variables del comportamiento humano que todos poseemos en nuestro código genético. Nuestra personalidad se explica así por estos 7 rasgos, su combinación y la intensidad con la que se presentan, dependiendo en parte de la genética y en parte de la plasticidad variable que  va apareciendo a lo largo de nuestra vida.

El Código Emocional o ADNe condiciona nuestra manera de sentir, nuestra forma de reaccionar ante los estímulos, la manera en la que nos enfrentarnos a los problemas y cómo nos relacionamos con otras personas. En definitiva explica quiénes somos y como nos comportamos. Se trata de una poderosa herramienta para conocernos mejor y conocer mejor a los demás, que sin duda redundará en la creación de mejores relaciones y alianzas.

¿Cómo saber cuál es nuestro código genético emocional?

Pues a través de un test de 59 preguntas creado por Elías Azulay y basado en el Análisis Transaccional del psiquiatra canadiense Eric Bernstein. El resultado nos mostrará el grado en el que tendemos a desplegar las 7 variables del comportamiento así como el significado de sus combinaciones:

1.- Objetividad: capacidad de tener una visión y lenguaje objetivos. Expresión social y relacional.

2.- Protección: tendencia a comportamientos paternalistas, protectores y generosos.

3.- Análisis: capacidad de análisis y toma de decisiones, la parte más adulta e inteligente.

4.- Naturalidad: mide nuestro grado de creatividad, espontaneidad y transparencia

5.- Aprendizaje: capacidad de aprendizaje, atención, tendencia a la sumisión y escucha activa.

6.- Rebeldía: muestra nuestro grado de rebeldía, ego, autoestima, e incluso egoísmo y agresividad.

7.- Influencia: revela nuestra capacidad de influir en los demás y la tendencia a la manipulación con criterios estratégicos.

En base a como está compuesto numéricamente nuestro código en cada una de esas variables, significará qué aspectos “dominan” nuestra personalidad; de la combinación de dichos códigos se derivarán nuestras reacciones, capacidades y actitudes.

Esta mezcla de variables determina el modelo de comportamiento de cada persona y con ella, según Elías Azulay, se puede detectar qué tipo de personas está trabajando con nosotros, cómo se integrará en un determinado equipo, si tienen el perfil más adecuado para una determinada empresa, si está equilibrado o si es el adecuado para el tipo de negocio en el que opera la empresa o el servicio que presta. ¿Te imaginas descubrir que tu empresa, que se dedica a prestar asistencia a personas enfermas, está compuesta mayoritariamente por personas con una alta tendencia a la rebeldía y una baja tendencia de servicio a los demás?

Encontrar el encaje perfecto en el mundo

Encontrar el encaje perfecto en el mundo

Conocer el Código Emocional o ADNe es clave para realizar las selecciones de personal y conseguir el mejor encaje de persona-puesto de trabajo, para configurar los equipos de trabajo, para la orientación laboral, para asesorar a los estudiantes en la elección de la Carrera que mejor encaja con sus habilidades, y otras aplicaciones.

Utilizado adecuadamente, el Código Emocional o ADNe puede servirnos para saber cuál es nuestro lugar en el mundo, dónde vamos a aportar más, en qué tipo de trabajo o actividad encajaremos mejor en base a los comportamientos y actitudes. Nos facilitará nuestro encaje laboral y social, siendo el desarrollo del talento más rápido y fluido.

Además, conocer nuestro propio Código Emocional o ADNe nos dará la oportunidad de mejorar aquellos aspectos de nuestro comportamiento que queramos potenciar para adaptarnos a una situación concreta, o para crear mejores relaciones con determinado tipo de personas.

También puede servirnos para ver de una forma realista en donde no tenemos que enfocar nuestra energía, pues según las puntuaciones obtenidas en cada variable sabremos cuales son las más bajas y por tanto las que desarrollarlas requerirá demasiado tiempo y esfuerzo, que sería mejor concentrar en potenciar en las que puntuamos más alto.

El Código Emocional o ADNe está revolucionando el mundo de la empresa ya que actualmente somos capaces de definir adecuadamente el ADN Corporativo (ADNcr) de nuestra organización, y con ello podemos buscar y seleccionar a aquellas personas con los perfiles más apropiados para el funcionamiento de la misma. Esto supone el encontrar a la persona ideal para cada puesto de trabajo y para la organización. No existe un ADNe mejor o peor, sino el más o menos adecuado.

Sobre esta idea se ha creado RedElenius, una red de redes que gestiona la búsqueda de empleo de manera Eficaz y Fiable en base al ADNe de los Candidatos y el ADNcr de las Empresas, y que muchas ya están usando en sus procesos de selección.

RedElenius utiliza un Sistema (Data Link Simulator) basado en el algoritmo para la asignación de recursos desarrollado por Lloyd Shapley, (Catedrático de Matemáticas en la Universidad de California) y Alvin Roth (Catedrático de Economía en Harvard), por el que recibieron el Premio Nobel de Economía, que “cruza” los datos y “conecta” a las Empresas con los Candidatos más adecuados.

¿Te atreves a conocer tu Código Emocional o ADNe? Cuéntame tu experiencia …

Este post ha sido escrito en colaboración con Carlos Vazquez, a quién agradezco sus inestimables aportaciones.  Carlos Vázquez es colaborador de Profesor Elias Azulay, Responsable de Alianzas y Delegado en Galicia de JACOBSON, STEINBERG & GOLDMAN , la institución responsable de la investigación sobre el ADN Emocional.

Si quieres ampliar información sobre el ADN Emocional puedes escribir a carlosvazquez@jcbson.com

suscriptores alquimiacoach

¿Te lo vas a perder?

'Vine a ser feliz, no me distraigas (Bitácora de la Felicidad)' Es mi regalo para todos los nuevos suscriptores.

114 páginas que son los hallazgos de mi viaje: pautas que ayudan a ser feliz, investigaciones sobre la felicidad, artículos, herramientas, historias, frases y reflexiones propias, y otras de las personas que me han regalado su visión de la Felicidad, canciones, vídeos y alguna sorpresa. 

¡Muchas gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Share This